Proyectos con HRFV

CENTRO KILDEN DE ARTES ESCÉNICAS DE KRISTIANSAND (NORUEGA)

El Centro Kilden de Artes Escénicas es un teatro y sala de conciertos situado en la isla de Odderøya, parte del municipio de Kristiansand (Noruega). Es la sede del Teatro Agder, la Orquesta Sinfónica de Kristiansand (KSO) y la Ópera Sør. Los propietarios del edificio son la empresa Kilden Teater - og konserthus for Sørlandet IKS, el municipio de Kristiansand y el condado de Vest-Agder. Su construcción dio comienzo en 2007 y la princesa Mette-Marit de Noruega puso la primera piedra en 2009. El centro se inauguró oficialmente el 6 de enero de 2012. El arquitecto era el despacho finlandés ALA Architects, la consultoría acústica corrió a cargo de Brekke & Strand, del diseño acústico de la sala de conciertos se encargó Arup y el contratista principal era AF Gruppen. Los paneles acústicos interiores de HRFV fueron diseñados, fabricados e instalados por la empresa noruega Byggimpuls. El edificio ocupa una superficie total de 16 000 m2, tiene un volumen de 128 000 m3, y su coste fue de unos 1700 millones de coronas noruegas (unos 195 millones de euros).

Proyecto del Centro Kilden Proyecto del Centro Kilden Proyecto del Centro Kilden

Limitaciones logísticas: ¿por qué se utilizó HRFV?

Los paneles acústicos de HRFV no formaban parte de los planos originales del proyecto. Pero según Torstein Lange Larssen, director del proyecto de AF Gruppen, había retos que superar. Al principio para los paneles acústicos internos se iba a utilizar una solución de hormigón armado prefabricado convencional, con refuerzo de acero distribuido en el interior de los paneles. Sin embargo, la realización de estos elementos en hormigón prefabricado creaba una serie de problemas técnicos y operacionales. El primero era la masa: si los elementos eran macizos el peso de las unidades, algunas de las cuales tenían una superficie de 18 m2, sería demasiado alto. La solución alternativa que se ofreció eran unidades de HRFV, que suponían una reducción del peso del 50 % o superior. Esto hacía posible el izado y la instalación de los elementos con la grúa de la que se disponía en la obra y evitaba tener que traer una grúa móvil de gran tamaño. Al ser internos, había que introducir los paneles acústicos desde arriba a través de la abertura del techo de la estructura, lo que los situaba en el camino crítico del proyecto. Por eso, la velocidad también era fundamental; los paneles de HRFV y la solución de fijación propuesta por Byggimpuls permitía colocar más fácilmente los elementos con absoluta precisión en los soportes, lo que suponía un plan de instalación mucho más favorable que el que ofrecían los paneles de hormigón armado prefabricado. Además, la geometría de la superficie de los paneles acústicos era extremadamente compleja y su acabado había de ser extremadamente preciso y de calidad suprema. Esto suponía un reto que se superó fácilmente gracias al uso de HRFV, que ofrece una matriz muy compacta, densa y cerrada para el acabado de superficies. El color deseado para los paneles era el negro, lo que podía conseguirse con HRFV y ofrecía la ventaja añadida de incorporar el pigmento en todo el espesor de los paneles.

Diseño de los paneles de HRFV

Dada la complejidad de la geometría de la superficie de los paneles, se utilizó software tridimensional especial para diseñar los paneles y evaluar su integridad estructural mediante análisis de elementos finitos. El uso de HRFV permitió a Arup diseñar los paneles con el grosor exacto necesario para obtener la mejor acústica posible. La fabricación de estos paneles tenía que ser de una precisión extrema, y su profundidad/grosor había de tener una tolerancia muy específica en todos los puntos de la superficie. Para Byggimpuls, crear el acabado de superficie necesario para los paneles acústicos exigía una preparación muy cuidadosa y diestra de los moldes. Se utilizó un revestimiento especializado para el interior de los moldes, con el fin de proporcionar el nivel correcto de calidad, precisión y homogeneidad.

Instalación de los paneles

Para los detalles de los soportes de los paneles acústicos se diseñó un perfil vaciado de Halfen que se vació sobre el detalle in situ de los muros estructurales de hormigón. La instalación de los paneles tenía que ser extremadamente precisa, ya que la tolerancia de las juntas verticales y horizontales era de ± 2 mm, lo que solo era posible diseñando un sistema de soporte y retención con ajuste muy fino en los ejes X, Y y Z. Gran parte de la instalación tuvo lugar en las duras condiciones del invierno noruego, que a menudo trajo nieve, agua-nieve y fuertes vientos. Pese a esto el equipo de Byggimpuls, dirigido por Odd Age Steine, consiguió ajustarse al plan e instalar las unidades con el nivel de calidad que exigía el proyecto.

La solución terminada

Tras la fabricación e instalación de 142 paneles, el proyecto estaba completo. El tamaño de los paneles acústicos de HRFV suministrados oscilaba entre los 2,6 x 4,2 m y los 2,6 x 5,2 m. Todos ellos fueron instalados a tiempo, sin afectar al camino crítico del proyecto de construcción general. Si la solución elegida hubiera sido la inicial de hormigón prefabricado tradicional, habrían hecho falta más recursos operativos, lo que habría afectado el presupuesto del proyecto, el programa en su conjunto y el perfil de riesgo. Los elementos de HRFV ayudaron a eliminar este riesgo y aportaron una solución que satisfacía con creces los altos niveles de precisión y calidad exigidos por un proyecto de esta envergadura. En reconocimiento al servicio prestado por Byggimpuls, la empresa fue galardonada con el premio Betongelement Prisen I Norge 2010 del sector de hormigón de Noruega.