Usos del HRFV

ELEMENTOS DECORATIVOS Y MOLDURAS

Los productos de HRFV se forman mediante diversas técnicas de fabricación. Una de las más versátiles es la colada, que consiste en verter el material compuesto en moldes hechos de caucho, madera o plástico reforzado con fibras de vidrio (PRFV o PRV). Esto se conoce como HRFV premezclado. Puesto que las fibras de vidrio de alto rendimiento resistentes a los álcalis están distribuidas uniformemente por toda la mezcla, el material está reforzado en todo su grosor, lo que hace posible la creación de elementos con detalles muy finos.

El HRFV se utiliza para elaborar atractivos elementos decorativos y molduras en arquitectura. Aunque a menudo las coladas se preparan con un grosor superior a los 25 mm, estos productos siguen siendo fáciles de manipular e instalar, y permiten a arquitectos e ingenieros dar rienda suelta a la creatividad en sus diseños. El material de refuerzo del HRFV no se ve afectado por la corrosión. A diferencia del hormigón tradicional, el HRFV no necesita un mínimo de hormigón para cubrir el refuerzo.

Principales características

El HRFV puede colarse para crear detalles minuciosos.

El HRFV ofrece a los diseñadores una flexibilidad sin igual.

Las molduras y los elementos decorativos de HRFV son fáciles de manipular e instalar.

El material de refuerzo del HRFV no se ve afectado por la corrosión.

 
Características del HRFV
Molduras de HRFV